calefacción-biomasa

¿Es rentable la calefacción con biomasa?

Biomasa. Es una palabra cada vez mucho más presente en todos los ámbitos. La energía de la biomasa es aquella energía renovable procedente de aprovechar materia orgánica e inorgánica que se ha formado en algún proceso mecánico o biológico de las sustancias de seres vivos como plantas, animales o el propio ser humano en sus restos o residuos. Con el aumento del precio de la electricidad y de otros combustibles, contar con equipos de calefacción que funcionen con biomasa supone cada vez una alternativa más rentable.

Antes de pensar en una instalación de calefacción con biomasa debemos hacernos unas preguntas porque no siempre será rentable y requiere unos costes en su instalación. Lógicamente debemos tratar de amortizar la inversión inicial en un tiempo determinado y eso estará en función de la utilización que se le dé al equipo de calefacción en Madrid, el número de metros cuadrados a calentar, el número de personas que hacen vida en el espacio, los meses al año que funcionará el equipo, los grados en los que deberá estar activo… en función de todo eso será conveniente instalar una caldera de biomasa o cambiar la actual.

Una ventaja importante es que no hay diferencia entre una caldera de gasoil o gas y una de biomasa, por lo que si ya se dispone de una instalación, es algo que tendremos ahorrado y la inversión se limitará a la caldera, salvo que haya que hacer alguna modificación puntual. A partir de ahí lo que cambia es el material a quemar, también habrá que tener en cuenta el material disponible porque cada uno tiene unos rendimientos y costes diferentes. Esta fórmula de coste-rendimiento determinará si a la larga la caldera de biomasa será más económica.

En cuanto al material a utilizar existen de distintos tipos y formas pudiendo ser hueso de aceituna triturado, pellets, cáscara de almendra y avellana, componentes vegetales o astillas de madera. En cada región hay una disponibilidad de unos y de otros y el precio varia. Incluso en el mercado hay calderas que pueden utilizar diferentes tipos de biomasa, pero hay que tener en cuenta que una caldera de biomasa puede tener un precio para uso doméstico de entre 3.500 y 5.000 euros, mientras que una de gas o gasoil oscilará entre 1.500 y 2.500. A partir de esta inversión inicial hay que analizar todos los factores de consumo para determinar si la rentabilidad se va a dar algo que podremos determinar en www.presupuestoscalefaccion.es.

1

Cambiar tu caldera con ayuda económica es ahora posible

Si estás pensando en dotar a tu casa o empresa de un nuevo sistema de calefacción, éste es el momento. En la actualidad, renovar calderas en Madrid es posible con ayuda debido al Plan Renove de Calderas Individuales aprobado por el Consejo de Gobierno de la Comunidad de Patrid en un convenio supervisado por la Fundación de la Energía de la Comunidad y la Dirección General de Industria. De hecho, se destinan 900.000 euros a este plan con un incentivo de 150 euros por solicitante que prevea realizar una renovación con instaladores de calefacción en Madrid.

Podrán acogerse a las ayudas para calefacción los usuarios de las instalaciones, ya sean persona física o jurídica, además de organismos públicos o privados. El único requisito es no haber realizado la sustitución de calentadores, termos o calderas más tarde del 1 de noviembre de 2014 y hasta el fin de los fondos disponibles con el 25 de septiembre de 2015 como máximo, por lo que no hay que dejarlo pasar, ya que las ayudas tienen plazo temporal.

Aquellos clientes que opten por acogerse a este plan renove deben saber que es la Comunidad de Madrid la que aporta la ayuda final, por lo que las empresas instaladoras no tienen la obligación de descontar el importe de la ayuda. Las empresas participan a través de la federación de fabricantes que aporta cantidades a gestión y difusión de la campaña que funciona con el lema “cambiatucaldera”.

No obstante, las diferentes empresas de calefacción recogen los datos de sus clientes y ayudan y asesoran en la tramitación de estas ayudas de instalación de nuevas calderas. También colaboran en el programa Gas Natural y Madrileña Red de Gas con la comprobación del estado de las inspecciones periódicas de las instalaciones de gas que recibirán la ayuda.

Desde el gobierno de la Comunidad de Madrid se da mucha importancia a esta renovación de los sistemas de calefacción por intereses medioambientales y de ahorro de combustible, ya que existen edificios que cuentan con unos equipamientos obsoletos. Se entiende, que con la aplicación de estas ayudas se renovará en gran medida este parque de calderas antiguas.

8

Consejos para conseguir un ahorro de calefacción

Un hogar medio español consume unos 4.000 kWh al año de electricidad. El gasto de calefacción de la factura está en torno al 15% del total, por lo que reducir el consumo es posible si aplicamos algunos consejos básicos relacionados con nuestra instalación de calefacción para ahorrar:Es importante jugar con los tiempos y el calor acumulado por lo que si has tenido la calefacción encendida durante el día es probable que la casa ya esté caliente y que no sea necesario tener la climatización conectada por la noche.
No es conveniente subir la calefacción al máximo para calentar la casa rápido, ya que se disparará el consumo, lo ideal es mantener una temperatura constante, que puede estar entre 19 y 21 grados. De hecho, el incremendo por grado de calefacción sube el gasto en un 7% aproximadamente.
Abrir las cortinas y persianas durante el día ayuda a calentar la casa por la entrada de luz natural. Asimismo, es recomendable ventilar la casa unos diez minutos por la mañana para renovar el aire, pero hay que cerrar las ventanas para encender la calefacción y no perder aire caliente.
Un termostato programable, aunque pueda acarrear un mayor coste inicial, a la larga ayuda a mantener la temperatura constante pudiendo alcanzar un ahorro de entre el 8 y el 13 por ciento.
Evitar las fugas de calor es clave. Éstas vienen de paredes, ventanas y techos y existen formas de aislar esta pérdida de calor económicas, tanto en paredes y techos como en ventanas mediante doble acristalamiento.
Asimismo, hay equipos de calefacción que son más eficiente con otros. Cuando pides presupuesto de calefacción infórmate de los más ecológicos y eficientes porque de ellos puede depender el posterior ahorro.
Es importante decidir en qué areas de la casa es necesaria la calefacción porque puede que no haga falta en todas las habitaciones o dependencias. Si tienes alguna parte que no utilizas mucho se puede quedar fuera del sistema, algo similar ocurre con la cocina, que no necesita tanta calefacción como otras zonas porque los electrodomésticos emanan calor.
Conciencia a tu familia. Debéis conocer todos las necesidades de temperatura, cómo hay que utilizar el equipo y como disponer la casa para evitar un uso incorrecto.